array(5) { [0]=> array(2) { ["uxbarn_fullscreen_slider_slide_type"]=> string(5) "image" ["uxbarn_fullscreen_slider_image"]=> string(102) "http://ciudadanosdelmar.com/workinprogress_newwebsite/wp-content/uploads/2015/03/bck-ini-velero_ju.jpg" } [1]=> array(2) { ["uxbarn_fullscreen_slider_slide_type"]=> string(5) "image" ["uxbarn_fullscreen_slider_image"]=> string(114) "http://ciudadanosdelmar.com/workinprogress_newwebsite/wp-content/uploads/2015/04/bck-ini-bocas-del-toro-panama.jpg" } [2]=> array(2) { ["uxbarn_fullscreen_slider_slide_type"]=> string(5) "image" ["uxbarn_fullscreen_slider_image"]=> string(125) "http://ciudadanosdelmar.com/workinprogress_newwebsite/wp-content/uploads/2015/04/bck-ini-cayo-coral-bocas-del-toro-panama.jpg" } [3]=> array(2) { ["uxbarn_fullscreen_slider_slide_type"]=> string(5) "image" ["uxbarn_fullscreen_slider_image"]=> string(112) "http://ciudadanosdelmar.com/workinprogress_newwebsite/wp-content/uploads/2015/04/bck-ini-cayo-limon-san-blas.jpg" } [4]=> array(2) { ["uxbarn_fullscreen_slider_slide_type"]=> string(5) "image" ["uxbarn_fullscreen_slider_image"]=> string(111) "http://ciudadanosdelmar.com/workinprogress_newwebsite/wp-content/uploads/2015/04/bck-ini-dolphin-bay-panama.jpg" } }

volcan

[MARC]
[23.07.2018] Cuarta parada: Isla Aoba, Vanihe bay

Aquí llegamos directamente desde la isla Santa María con la intención de descansar de tanta vida social con los locales y dormir. Esta bahía está rodeada de acantilados y el acceso a su playa, solo es posible por mar. Al día siguiente, descansados y conscientes que el viento arreciaría antes del anochecer, emprendimos la marcha con la idea de ganar unas millas hacia el sur y buscar algún lugar protegido. Sin embargo, a las dos horas de navegación, apareció una enorme nube, entre negra y naranja que rápidamente se abalanzo sobre nosotros. ¡No estábamos preparados para esto! Esta nube no traía viento, ni agua ni granizo sino un fuerte olor a azufre y ceniza negra, mucha ceniza. De repente no había horizonte ni cielo ni mar….solo ceniza negra. Rápidamente tapamos todos los respiraderos del barco y sellamos la puerta de acceso al interior. Nos tapamos la nariz y boca con un pañuelo y a pesar de la escasa luz, nos pusimos también las gafas de sol. No sabíamos que hacer ni qué dirección tomar para escapar de esa lluvia negra. Nos preguntábamos cual podría ser el volcán en erupción para alejarnos de él, pero era imposible saberlo porque muchos de ellos están activos. Pensé que no había necesidad de que los dos lo pasáramos mal inhalando ese aire irrespirable así que me quede solo y Judith permaneció en el interior. Quede en un rincón de la bañera, agazapado intentando protegerme un poco de esa lluvia. A pesar de eso, podía sentir el polvo crujir entre mis dientes. Pasaron un par de horas en las que seguíamos un rumbo impreciso hasta que Judith, atenta a cualquier cambio en el horizonte, vio un claro por estribor y salió rápidamente para avisarme. Después de dos horas en esa dirección, salimos de la nube tóxica y llegamos a Loltong Bay con el barco totalmente recubierto de ceniza negra.

[25.07.2018] Quinta parada: isla Efate, la capital de Vanuatu

No hay marinas, estábamos desesperados para poder hacer un buen baldeo y quitar toda la ceniza que estaba por todas partes. En la estación de gasolinera tuvimos que pactar para que nos dejara limpiar nuestro JU. 🙂

 

ciudadanosdelmar.com

Acerca de ciudadanosdelmar.com

  •  
  • Facebook
  • Google+
  • Flickr

Deja tu opinión

20 − 13 =