array(5) { [0]=> array(2) { ["uxbarn_fullscreen_slider_slide_type"]=> string(5) "image" ["uxbarn_fullscreen_slider_image"]=> string(102) "http://ciudadanosdelmar.com/workinprogress_newwebsite/wp-content/uploads/2015/03/bck-ini-velero_ju.jpg" } [1]=> array(2) { ["uxbarn_fullscreen_slider_slide_type"]=> string(5) "image" ["uxbarn_fullscreen_slider_image"]=> string(114) "http://ciudadanosdelmar.com/workinprogress_newwebsite/wp-content/uploads/2015/04/bck-ini-bocas-del-toro-panama.jpg" } [2]=> array(2) { ["uxbarn_fullscreen_slider_slide_type"]=> string(5) "image" ["uxbarn_fullscreen_slider_image"]=> string(125) "http://ciudadanosdelmar.com/workinprogress_newwebsite/wp-content/uploads/2015/04/bck-ini-cayo-coral-bocas-del-toro-panama.jpg" } [3]=> array(2) { ["uxbarn_fullscreen_slider_slide_type"]=> string(5) "image" ["uxbarn_fullscreen_slider_image"]=> string(112) "http://ciudadanosdelmar.com/workinprogress_newwebsite/wp-content/uploads/2015/04/bck-ini-cayo-limon-san-blas.jpg" } [4]=> array(2) { ["uxbarn_fullscreen_slider_slide_type"]=> string(5) "image" ["uxbarn_fullscreen_slider_image"]=> string(111) "http://ciudadanosdelmar.com/workinprogress_newwebsite/wp-content/uploads/2015/04/bck-ini-dolphin-bay-panama.jpg" } }

Señales

Durante toda la tarde, mientras dejábamos Las Palmas por la popa, multitud de barcos nos adelantaban por todas partes, y cada uno de ellos con su propio rumbo, determinado según la estrategia planeada tras consultar el parte meteorológico. Y como no, nosotros también llevábamos nuestro rumbo, sin escalas y aunque dirigiéndonos a latitudes más bajas, en dirección a Martinique.

Solo esperábamos a que aquella borrasca, que se estaba formando unas 200 millas al N/W de las costas de Cabo Verde, evolucionara y se trasladara, como todas, a latitudes superiores y nos dejara pasar justo por ese camino.
Durante los dos días posteriores, la perturbación no se movió. Solo aumento de potencia y su radio de acción empezaba a sentirse donde nos encontrábamos nosotros, con sus más de treinta nudos de viento.
Pasaremos, si ceñimos a rabiar, pasaremos-. Que iluso. Seguro que esos barcos que nos rebasaron a la salida de la regata, han pasado ya por ahí, pensé
El viento, no solo aumentaba, sino que rolaba progresivamente hasta que parecía que el centro de la borrasca quería absorbernos, como si de la gravedad de un agujero negro del espacio quisiera engullir un pequeño planeta llamado Ju.
En la mañana del 5º día, cuando enciendo el motor para cargar baterías; parece que baja de revoluciones cuando quiere… incluso llega a pararse de vez en cuando.
  • Derrota del Ju a su paso por Cabo Verde.
    Derrota del Ju a su paso por Cabo Verde.

Un enorme pájaro ha decidido descansar durante toda la noche en el tope de palo, a pesar del movimiento de éste con casi 40 nudos ya. Ha roto la antena de VHF.

Señales. Ya son demasiadas cosas…..No podemos esquivar la tormenta, con esta mar será difícil ponerse a mirar lo que le pasa al motor, y no tenemos comunicación con la VHF. Hay que tomar una decisión: Cabo Verde.

Con un cambio de rumbo de más de 90º, corriendo esos 40 nudos y a más de 7 nudos de velocidad, el Ju galopa las olas y por la tarde nos plantamos a 6 millas de Mindelo, la única marina de Cabo Verde , en la Isla De Saao Vicente.

Pasamos a sotavento de la isla más al norte. Mala decisión pues quedamos totalmente a resguardo de los alisios y nos quedamos sin viento. No quería pasar por barlovento pues si teníamos algún problema mayor en esa zona, a parte del motor, el viento y las olas no echarían encima de las islas.

Lo mejor de Cabo Verde!
Lo mejor de Cabo Verde!
La necesidad de usar el motor, que ya no enciende, me obliga a intentar reparar-lo. Sino lo consigo, no sé como entraremos en la bahía…Dos horas más tarde, después de cambiar el filtro de gasoil, limpiar el filtro de aire, mirar los inyectores, posibles tapones en el circuito, etc,… pienso… a ver si va a ser el pre-filtro, que aunque lo cambié hace tan solo un mes, quizás este sucio…Efectivamente!.
Lo cambio y el motor vuelve a funcionar perfectamente. Arribamos a la marina de Mindelo. De noche, pero amarramos sin problemas…. Buff, que respiro.
Yo siempre me lo digo a mi mismo; hay que hacer caso de las señales…
En la mini-tienda de la marina encuentro la única antena de VHF que les queda. Y durante los dos días siguientes la cambio, hago revisión del motor, cargamos algo de provisiones extra, llenamos los tanques de agua y de gasoil y, al tercer día: nos hacemos a la mar con un parte meteorológico suave, demasiado suave.
Dos días de no más de 120 millas.
Dos días al pairo, cero viento, y al 5º día empieza a soplar una brisa suave de 20 nudos que iría en aumento progresiva y lentamente durante las dos semanas siguientes.
Después de dos días amurados a babor, haciendo una revisión general de todo lo que más esta trabajando en el barco, en la zona de los guardines, piloto automático, etc, veo que el soporte del piloto, hecho de una placa de acero inoxidable de 5mm de grueso, se ha doblado considerablemente, aunque de momento no se deja notar en el buen funcionamiento del piloto automático. Lo enderezo y lo apuntalo por arriba y por abajo. Esta reparación del soporte me duró hasta Saint Marteen, y durante más de 6 meses. Un herrero lo reforzó como: -reparación definitiva- dijo.
Otro punto flojo resulto ser el arraigo del tangon al palo. Tuve que poner dos nuevos en los laterales del palo para substituir el que amenazaba con romperse. Hacerlo con más de 25 nudos no resulta fácil. El taladro se va con facilidad pero consigo ponerlos. El uso del tangón resulto imprescindible para la travesía atlántica.
Eso si, mucha pesca

Durante los próximos días tuvimos navegaciones de entre 130 y 155 millas, hasta alcanzar la cifra de 170 millas en un día. Esto significaba una velocidad media de algo más de 7 millas por hora durante 24 horas. Nuevo record del Ju.

Sin más contratiempos, el Ju arribaba a Le Marin (Martinique), después de 29 días desde su salida de Las Palmas de Gran Canaria. Un poco lentos, hay que reconocerlo, pero los vientos fueron flojos en general, y cuando fueron fuertes, los tuvimos por la amura, en ceñida.
Sin averías o rotura de ninguna clase. El Ju sigue al 100%.

Parece que aquí, el sol, ilumina con una luz diferente…. será la luz del Caribe?

ciudadanosdelmar.com

Acerca de ciudadanosdelmar.com

  •  
  • Facebook
  • Google+
  • Flickr

Tags

5 Comentarios

Deja tu opinión

12 + 19 =

Loading